Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo II.djvu/173

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
xvi
154
chile septentrional y perú

son las que al presente sostienen a Iquique. El nitrato se exportó por primera vez en 1830: en un año se enviaron a Francia e Inglaterra grandes cantidades, por valor de 100.000 libras esterlinas. Usase principalmente como abono y para la fabricación del ácido nítrico; a causa de su propiedad delicuescente no sirve para pólvora de cañón. En otro tiempo hubo en estas cercanías dos minas de plata extraordinariamente ricas, pero ahora su producto es muy escaso.

Nuestra llegada de alta mar causó alguna inquietud. El Perú se hallaba en un estado de anarquía, y como cada uno de los partidos había pedido una contribución, la pobre ciudad de Iquique estaba atribulada, temiendo la serie de exacciones que se le venía encima. Como si esto fuera poco, el vecindario estaba inquieto por los robos que ocurrían; poco antes, tres carpinteros franceses habían forzado, en la misma noche, las puertas de dos iglesias y robado toda la plata; sin embargo, uno de los ladrones confesó después y se recobró lo robado. Convictos, fueron conducidos a Arequipa, capital a la sazón de esta provincia, y que dista 200 leguas de Iquique, y allí las autoridades creyeron que era una lástima castigar a unos artesanos tan útiles, diestros en hacer toda clase de muebles, por lo que los pusieron en libertad. Hecho esto, las iglesias fueron forzadas de nuevo, y esta vez la plata no volvió a aparecer. El vecindario se puso entonces furioso, y diciendo a voces que nadie sino los herejes eran capaces de «entrar a saco en las casas del Dios Omnipotente», procedió a torturar a varios ingleses con ánimo de fusilarlos después. Al fin intervinieron las autoridades y se restableció la paz.


13 de julio.—Por la mañana partí para los salitrales, que distaban 14 leguas. Habiendo subido las montañas de la costa por un sendero arenoso en zigzag, no tardamos en dar vista a las minas de Guantajaya y San-