Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo II.djvu/360

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
342
cap.
darwin: viaje del «beagle»

pasado la solidificación de estas curiosas bombas de lava han sido las siguientes: primero, la costra externa ha debido de enfriarse rápidamente, quedando en el estado en que ahora la vemos; después, la lava, todavía flúida, del interior, hubo de acumularse, merced a la fuerza centrífuga engendrada por el movimiento de revolución de la bomba contra la corteza externa enfriada, produciendo así la costra sólida de piedra; y, por último, la misma fuerza centrífuga, al disminuir la presión en las partes más centrales de la bomba, permitió a los vapores calentados dilatar sus células, formando así las masas toscamente celulares del centro.

Una colina formada por las series más antiguas de rocas volcánicas, y que erróneamente ha sido considerada como el cráter de un volcán, es notable por su cima cóncava de sección circular, que se ha llenado de muchas capas sucesivas de cenizas y escorias finas. Dichas capas, en forma de plato, aumentan su grosor en el borde y constituyen perfectos anillos de muchos colores distintos, dando a la cima un aspecto sumamente fantástico; uno de estos anillos es blanco y ancho, e imita perfectamente una pista donde se han hecho ejercicios de equitación; de ahí que se haya dado a la montaña el título de Escuela de Equitación del Diablo. Tomé muestra de las capas tobáceas, teñidas de color de rosa; y lo más sorprendente y extraordinario es que el profesor Ehrenberg [1] las halla casi enteramente compuestas de materia que ha estado organizada, pues ha descubierto en ellas algunos infusorios de agua dulce, de caparazón silíceo, y no menos de 25 clases diferentes de tejido silíceo de plantas herbáceas en su mayor parte. A causa de la ausencia de toda materia carbonosa, el profesor


  1. Monats. der König. Akad. d. Wiss. zu. Berlin. Vom april, 1845.