Página:Charles Darwin - El origen del hombre.djvu/93

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
89
carlos r. darwin.

á reflexionar sobre su propia existencia? Tan difícil es resolver esta cuestion en este caso, como en la escala orgánica ascendente. La levantada creencia en un Dios no es universal en la raza humana, y la creencia en agentes espirituales activos resulta naturalmente de sus otras facultades mentales. La mejor y la más profunda distincion entre el hombre y los demás animales, consiste tal vez en el sentido moral, pero no necesito añadir nada sobre este particular, ya que acabo de tratar de demostrar que los instintos sociales—principio fundamental de la constitucion moral del hombre—ayudados por las fuerzas intelectuales activas y los efectos del hábito, conducen naturalmente á la regla; «Haz á los hombres lo que quieras que ellos hagan contigo,» principio sobre el que reposa toda la moral.

En un capítulo posterior haré algunas observaciones sobre las vias y medios probables merced á los cuales se han abierto paso y desarrollado las diversas facultades morales y mentales del hombre. No se puede negar, por lo ménos, que esto sea posible, ya que todos los dias contemplamos semejante evolucion en cada niño, y podemos establecer una gradacion perfecta entre las facultades del último idiota, que están muy debajo de las del animal más inferior, y la inteligencia de un Newton.