Página:Colón y la Historia póstuma.djvu/170

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
166
COLÓN

rio y orgulloso contra naturaleza, asegurando que, avergonzado del oficio mecánico de su hermano menor, Diego, lo tuvo mucho tiempo á bordo haciéndole pasar plaza de criado. Belloso le tildó de falaz é hipócrita; Irving de astuto y fanático; faltaba Humboldt, el ilustre Humboldt, el sabio universal, para agregar las imputaciones de adúltero, supersticioso, santurrón, avaro, ingrato y desconfiado.

 Nadie dudará que son del Conde de Roselly estas ideas, aunque en esencia están presentadas, porque es grande el desarrollo que él necesita darles antes de entrar en el tema, á saber: que los que no creen en la Providencia, los que niegan lo sobrenatural y no reconocen otra cosa que el orden físico ó las leyes de la materia, los admiradores del acaso no pueden concebir el verdadero carácter de el Enviado de la Salvación. No hemos de discutir esta materia delicada; únicamente anotamos los recursos á que acude el autor de la Historia póstuma, presentando á Colón como un ignorante, un sublime ignorante, que á ciegas toca en las Antillas, encuentra el Gulf Stream para el regreso, marcha en todos los viajes por la derrota mejor, porque