Página:Colón y la Historia póstuma.djvu/239

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
235
Y LA HISTORIA PÓSTUMA

había cosa que él más desease en la vida, que servir á sus Altezas, los cuales le agradecieron su buena voluntad, y le mandaron que se aparejase luego, porque en ello les haría mucho servicio, y él así lo hizo, suplicando á sus Altezas le mandasen proveer ciertas cosas que él dio con un memorial, las cuales le fueron proveídas, y entre ellas fué que fuese con él D. Hernando su hijo y dos personas que supiesen arábigo, de quien se pensaba aprovechar, y mandáronle dar sus Altezas una carta para el Comendador Nicolás de Ovando, mandándole que hiciese volver al Almirante todo el oro y plata y joyas y otros bienes muebles y raices y bastimentos de pan y vino y libros y escrituras que el Comendador Francisco de Bobadilla le había tomado á él y á sus hermanos, y le hizo merced que pudiese traer de la isla Española cada un año ciento y once quintales de brasil, por razón de la décima parte que había de haber de los mil quintales de brasil que se habían de sacar cado año para el arrendamiento que tenían hecho con ciertos mercaderes; mandaron asimesmo al gobernador que hiciese añadir á las personas que el Almirante pusiese en la dicha isla, con los derechos de Almirantazgo, por razón de su oficio, y asimesmo le enviaron á mandar que hiciese guardar y guardase todos los privilegios y