Página:Colón y la Historia póstuma.djvu/261

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
257
Y LA HISTORIA PÓSTUMA

en aquellas partes tan remotas é apartadas, es muy notorio el celo é fidelidad entrañable que su señoría tiene al servicio del Rey.» Le escribe como á señor suyo, poniéndose á sus órdenes para cuanto le quisiere mandar. En bien del servicio quiere enterarle de lo ocurrido en aquella isla, y tomándolo de atrás explica el origen de los males que se sienten en esta forma. Refiere que el Almirante Colón al descubrir aquel mundo, tuvo muy buen celo é temía á Dios, porque era, según la fama que allí ha quedado, muy buen cristiano, é como á los que con él tenía no les daba tanta soltura como les parecía á sus hambrientos apetitos, amotináronse contra él algunos é escribieron cartas á los Reyes para colorar su desatino, lo cual fué ocasión para que sus Altezas enviasen al Comendador Bobadilla, el cual luego envió preso al Almirante, de lo que la Reina Isabel hubo enojo, é el dicho Comendador dispuso que del oro que se sacase é hubiese sacado se acudiese á sus Altezas con el tercio ó la mitad, en lugar del quinto; é tomó todo el oro que halló á los vecinos para enviar á sus Altezas, de que los dichos vecinos se resabiaron mucho, é hubo grandes alteraciones. Después de éste vino otro Comendador, que llamaron de Lares, é este era hombre orgulloso, aunque por otra parte tenía algunos buenos respetos; hizo ha-