Página:Colón y la Historia póstuma.djvu/264

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
260
COLÓN

por su pasión hacia el Almirante, cuyo ejecutor contra los buenos era, favoreciendo á sus criados, dándoles los indios vacos y haciendo cosas en deservicio de S. M., sin que los Padres Jerónimos advertidos lo remediaran, y aun se creía que procuran seguir su tema, é que con eso se habían de aumentar los bandos en que ardía la isla, de los cuales el uno se llamaba el bando del Rey é el otro del Almirante.

 Tiene aún mayor importancia la junta general verificada en Santo Domingo, para elegir procurador de Cortes que viniera á España á besar la mano del Emperador, prestar obediencia y pedir confirmación de las mercedes y privilegios del Rey Católico. Dieron todos los pueblos sus capítulos y peticiones, y las de la ciudad de Santo Domingo comprendían: «No sea perpetuo el gobernador. — Vuelva la Audiencia real, é no haya más jurisdicción que la del Rey. — Quítese la del Almirante.» (Págs. 353 á 362 del mismo tomo.)

 Con tales antecedentes se explica la frase empleada por el tesorero Pasamonte al noticiar al Secretario Lope de Conchillos el placer con que había recibido el pueblo la noticia del restablecimiento de la Audiencia: Eramus sub potestate Sillæ, dice (carta en el mismo tomo).

 Son también de citar:

 Competencias del Virrey D. Diego Colón