Página:Colón y la Historia póstuma.djvu/40

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
36
COLÓN

ble y sine qua non, para emprender su viaje. Primeramente, pedía á los Reyes que le hicieran Almirante de las tierras que se descubrieran, con todas aquellas preeminencias y prerrogativas que tenía el Almirante de Castilla, poniendo en segundo lugar el nombramiento de Visorrey y Gobernador general de las mismas, y en tercero que le acordaran el diezmo y octavo de las mercaderías y beneficios de cualquier especie, dentro de los limites de su almirantazgo, quitadas las costas, á las cuales había de acudir por su cuenta con la octava parte.

 El genovés sabía, por consiguiente, de las cosas de España, bastante más que el Conde, su defensor póstumo. Por Visorrey ó Virrey—Prorex,— se entendía y sigue comprendiendo, el que gobierna en nombre del Rey, título no distinto en atribuciones y honras al de Gobernador general, ni tampoco en ovenciones ó salario, según enseñan ejemplares numerosos. España tuvo virreyes en Cataluña, Valencia, Navarra, Nápoles, Sicilia, Perú, Nueva España, y Gobernadores generales en Flandes, en Milán, en Filipinas, sin que unos fueran superiores á los otros, ni gozaran, en las relaciones con la corona, de