Página:Colón y la Historia póstuma.djvu/45

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
41
Y LA HISTORIA PÓSTUMA

Conde; en otras no es bueno profundizar, porque si bien algunos prelados anteponían al nombre adjetivo de humildad, y la misma Santa Teresa se firmaba indina sierva de Jesús, no suena lo mismo la indignidad confesada que la atribuida por persona de la grey católica, y al fin, bien considerado el asunto, no estaba el propuesto Patriarca de las Indias19 en el Consejo supremo, tan apartado de sus ovejas, como otros muchos de aquellos tiempos y los sucesivos, en que por todas partes solían cambiar la mitra por la celada, acaudillando tropas y aun naves, como lo hizo, á costa nuestra, M. Henry d'Escoubleau de Sourdís, famoso antecesor en la Sede, del Cardenal Donnet.

 Mientras disponía Fonseca la nota de diez y siete naos y carabelas con que se había de emprender el segundo viaje, Colón, colmado de agasajos y mercedes personales, obtenía cuantas quiso pedir para sus hijos, hermanos, amigos y criados,20 amén del nuevo título de Capitán general de la Armada,21 y de sobrecarta confirmando el privilegio de los diez mil mrs. ofrecidos por los Reyes al que primero viera tierra, como estímulo á la vigilancia de los marineros; privilegio que