Página:Compendio de la historia geografica natural y civil del reyno de Chile - Parte I.djvu/104

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
78
Compendio de la Historia

te que se encuentran por todas partes, ofrece la cordillera unos trozos á proposito para hacer colunas de seis ó siete pies de alto, hallandose tambien un gran número de cristales de color, ó falsas piedras preciosas, como son el falso rubí, el topacio, el jacinto, las esmeraldas, &c. no faltando alguna piedra preciosa; pues sé muy bien que hace algunos años que se encontró en Coquimbo una hermosisima esmeralda, y en la provincia de Santiago un topacio legitimo de considerable tamaño. Los rios, que de quando en quando llevan entre sus arenas algunos pequeños rubies, zafiros, y otras piedras de valor, indican que en las montañas de donde descienden hay forzosamente piedras mucho mas apreciables: pero la indolencia de aquellas gentes, que miran con un total abandono otros muchos ramos de un importante comercio, desprecia tambien este, sin embargo de que pudiera serles de la mayor importancia. Con efecto, yo no puedo dudar de que las montañas Chileñas, atendida su constitucion, dexen de contener riquezas considerables de la clase de que tratamos, siendo tan abundante de vapores metalicos, de sales y de cristales: peros lejos de haberse dedicado personas inteligentes á indagar con su vista los retiros ocultos donde la naturaleza acostumbra esconder sus mas apreciables tesoros, ni aun han sido ho-