Página:Descripción de Patagonia y de las partes adyacentes de la América meridional.djvu/24

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
 12
DESCRIPCION

ca del rio de la plata, donde se mezcla la agua, salada con la dulce. Es del tamaño del bacallao, pero en figura semejante á la carpa, tiene muchas y grandes espinas, y sus escamas son anchas. De este pescado, en su estacion, se toman grandes cantidades cerca de Maldonado y Montevideo para enviar á Buenos Aires, Córdoba, &.a,; es muy regalado, ya fresco ya salado.


El salmon no tiene semejanza con los nuestros, pues es seco é insipido sin comparacion.


Los pejereyes (ó como lo llaman los españoles pescado de rey), es una especie, ó muy semejante á nuestro smelt (pequeño pez de 3 á 4 pulgadas de largo, llamado por los ingleses smelt, cuya especie no me acuerdo haber visto en España) ó sparling, en color, figura y gusto, y aun en el tamaño; solo que la cabeza y la boca son mayores. No frecuentan el agua salada, sin embargo que el Rio de la Plata tiene abundancia de ellos. En las avenidas del Paraná, en el mes de Julio, suben á este rio en grandes cantidades, un poco mas arriba de Santa Fé, y dejan sus huevos en los riachuelos que entran luego en el Paraná. Los pescadores los cogen con anzuelos, los abren, secan y venden en las ciudades inmediatas: tienen excelente gusto, y su carne es muy blanca, y sin grasa. Cuando están frescos se tienen por gran regalo; se han de secar sin sal, porque esta inmediatamente los consume, y si se mojan, después de colgados para secar, se corrompen : son tan estimados como el packú y el corvino.


El liza en su figura, tamaño y gusto, parece á nuestra marcarela pero no tiene tan buen color, ni es tan delgado hacia la cola. Este pescado no pasa del Rio de la Plata, en cuya boca, y en tiempo de avenidas, se encuentran millares. Solo algunas veces suelen entrar con los novilunios y plenilunios en el rio Saladillo ; donde una noche en dos ó tres redadas, saqué bastante porcion para mi y mis compañeros para toda una cuaresma. El sábalo y boga son semejantes á nuestra carpa en los rios Paraná y la Plata: pesan de tres á cuatro libras. Todos los rios de estas provincias abundan de estos peces, y así son muy baratos, haciendo los moradores gran provision de ellos, tanto salados como secos: es necesario mucho cuidado al comerlos por la muchedumbre y pequeñez de sus espinas. La boga cuando fresca, parece mejor que el sábalo, aunque este es mas largo y ancho: el modo de cogerlo, es en red.


El dentudo (así llamado por sus grandes y agudos dientes) es algo inferior al sábalo: suele pesar ordinariaramente de libra, á libra y