Página:Diario Comedianta Francesa Bajo Terror Bolchevista.djvu/102

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


104 Pienso que con una poca de audacia y un es- peso abrigo, el aeroplano sería el único me- dio de salir de este país, maldecido por todos en el presente y de huir en un solo vuelo hasta Suecia. Pero me aguardan las más prosaicas realida- des. Mi objeto es obtener, valiéndome de prodi- gios diplomáti=os, un pasaporte, cuando menos para Finlandia. ¡Que después suceda lo que Dios quieral Tan- to peor, si caigo en medio de otros motines y del avance alemán. Intentaré todavia un golpe de audacia, tal vez tendré buena suerte. Con gran trabajo llego hasta la oficina de pa- saportes, donde hay una multitud que espera nerviosamente. Un soldado nos dibuja una cruz sobre la mesa, y sonrie con su boca desdentada. Con ese signo cabalistico quiere indicarnos que ya no se dan pases para Finlandia. No quiero desalentarme. Seguramente seré mejor recibida en la Misión francesa, donde no encontraré el desorden que reina en la Embajada. Estas idas y venidas, a pie, son muy fatigosas; pero llegaré hasta el Jin de mis gestiones. En la Italianskaia, donde no se halla la Misión, hay también mucho movimiento, pero más or- denado. Hemos podido reunirnos con el general Nies-