Página:Diario Comedianta Francesa Bajo Terror Bolchevista.djvu/120

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


l 22 Como yo me encontraba allí, Steneberg me preguntó: — ¹Qué le parece a usted éste? — y me mostra- ba un gigantesco marinero, cuyos pies, como los del coloso de Rodas, parecían, más que proteger, aplastar a Rusia. Le hice notar que los marinos no eran lo me- jor que tenía Rusia, puesto que habían cometido todas las atrocidades posibles. Y fijé mi elección en un dibujo extraño que representaba tres colosos: el soldado, el obre- ro y el campesino sosteniéndose por los horn- bros. Mi elección fué ratificada por Steneberg y por las otras personas que se hallaban presentes. El dibujo fué fijado inmediatamente sobre un inmenso cartel y todo el día fué aclamado por la muchedumbre, como la encarnación de las ideas que le son más queridas. De ese modo se entra en la Historia. Vi pasar algunas de esas procesiones. Varios de los carteles que llevaban con solemnidad, re- presentaban — por supuesto, en el simbolismo fu- turista — a Nicolás II, con los atributos de corte, y rodeado por sus ministros y por otros perso- najes que simbolizaban la burguesía. Estos cua- dros estaban destinados al fuego. También he visto con gran sorpresa, muchas caricaturas lamentables contra el clero, hecho