Página:Diario Comedianta Francesa Bajo Terror Bolchevista.djvu/135

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


137 Lunacharsky se ruborizó, y me dijo: — Hago todo lo que puedo por el bien gene- ral. Procuro realizar un gran sueño. — Y los otros, ¹qué procuran? No me respondió. A 10 de Todos los días se abre una nueva Casa de Son de los nobles arruinados que venden — y de seguro a vil precio — sus objetos y los de sus amigos. A veces se encuentran allí cosas muy deli- cadas. Y con frecuencia también algunas mediocres y hasta falsas. Ninguna pericia es posible, ninguna evalua- ción razonable. Todo cuadro que representa una construcción italiana cualquiera, se convierte en un Canaletto. Si se diera crédito a todo el mundo, llueven los Rubens y los Van Dyck... Se les señala con toda clase de precauciones misteriosas, para evi- tar el saqueo. En casa de la esposa de un general que fué ilustre vi una gran tela pintada — un pseudo Bou- cher — que representaba un hombre y una mujer vestidos con trajes de la época de Luis XIII, muy recargados de color y cuyo sólo aspecto