Página:Diario Comedianta Francesa Bajo Terror Bolchevista.djvu/176

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


178 les, y sobre todo, la de Suecia, a quien temen los bolcheviques porque es su vecina y puede mucho contra ellos. — ¡Pues bien) — le dije —, me voy en seguida a la Embajada de España. Usted conoce los sen- timientos del señor Contreras. Hará hasta lo im- posible por salvar a nuestros compatriotas. No me había yo engañado. El encargado de Negocios de España declaró, desde luego: — Es preciso proceder inmediatamente. Voy a convocar a los embajadores neutrales. Pero reapareció la frase: — Será preciso, ante todo, que Suecia esté con nosotros. Nada podremos sin ella. Sin embar- go, no me es posible preguntarle sus intencio- nes, porque no puedo exponerme a una nega- tiva. ¹Cómo hariamos para conocer sus senti- mientosP Entonces me atrevi a exclamar: — Iré yo misma. Conozco al encargado de Negocios, el barón Koskull, que me recibirá. V parti, como lo había dicho, llena de auda- cia; pero perfectamente tranquila. El barón Koskull me recibió inmediatamente, preguntándome en qué podia serme útil. No abordé el asunto de golpe; comenzando por interesar al barón en la suerte de las mujeres francesas y presentándole su espantosa situación con el cierre de la frontera finlandesa, que les