Página:Diario Comedianta Francesa Bajo Terror Bolchevista.djvu/18

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


20 No obstante que era ante siete espectadores. ¡Qué irrisión! No puedo prescindir de fijar la vista en el séptimo, ese importuno, ese intruso. Le encuentro horriblemente feo, con los cabe- llos hirsutos, los ojos perversos, las manos su- cias. Este hombre debe ser la encarnación de la revolución que gruñe. Noto que no ocupa una butaca, sino un asiento giratorio. ¹Qué vino a hacer allí? A 27 de Dormí con un sueño pesado, quebrantada por estas emociones. Pero he aquí a Lidia, mi don- ceila, que ha venido a despertarme temprano, demasiado temprano. Me ruega que me levante. Lo que se temía sucedió. Los soldados que se han puesto de parte del pueblo, asesinan a los oficiales que les ordenan tirar contra los mani- festantes. El sitio donde se halla mi casa es peligroso. Habito en el piso bajo, y estoy a merced de esos hombres. No hay tiempo para tomar pre- cauciones. Con rapidez hago cerrar las persianas; pero espiamos a través de ellas, angustiadas y procu- rando darnos cuenta de lo que sucede. Se acerca un regimiento. Se oye el rumor compacto de los pasos y las botas que hieren el piso. Debe ser