Página:Diario Comedianta Francesa Bajo Terror Bolchevista.djvu/39

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


41 tro en Petrogrado, como estaba yo en el mes de Marzo, sin complicaciones. Encontré mi habitación intacta, con los mue- bles bien cuidados por Lidia, la misma doncella a quien había yo dejado. En momentos en que tantos malos criados denuncian y se vengan, encontramos también abnegaciones verdaderamente conmovedoras. En derredor la vida continíía con el mismo asombroso contraste de sacudidas violentas, y con escenas de pillaje y de tranquila apatia. La carestía de la existencia ha subido aun de una manera espantosa; pero no son los que sufren demasiado con la miseria y el hambre los que la manifiestan. Esos se entierran y se ocultan para sufrir. Y los que todavía tienen dinero se ocupan, se distraen y se nutren como antes. La mayor parte de los establecimientos de placer funcionan y ganan dinero. Hay una apariencia de autoridad y de firmeza en el nuevo Gobierno. ¡Los bolcheviques! ¡Ellos son hoy los amos del momento! Esto causa el asombro de muchos. En un principio, el partido de los bolcheviques parecía compuesto más bien de iluminados faná- ticos, con un (ideal comunista. Su caracteristica era, sin embargo, la aplicación de la violencia.