Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/256

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
223
DE DIÓGENES LAERCIO.

a la vida, que puede hacer bien a los amigos y darles abundantemente lo necesario. Quien tiene todas estas cosas es perfectamente feliz. Así que la felicidad consiste en el buen consejo, en la integridad de sentidos, en la sanidad del cuerpo, en la fortuna, en la estimación y gloria, y en la abundancia.

 63. Las artes se dividen en tres clases: primera, segunda y tercera. De la primera es la metalúrgica[1] y la corta de madera: éstas son preparativas. De la segunda la metálica y la tectónica[2], las cuales son transformativas, pues del hierro la metálica hace armas, y la tectónica, de madera flautas y liras. Y la tercera clase es la que hace uso de las mismas cosas construidas, v.gr., el arte de montar a caballo, que usa los frenos; la bélica, las armas; la música, las flautas y liras. Divídese, pues, el arte en tres clases: primera, segunda y tercera[3].

 64. Lo bueno es de cuatro especies, la primera de las cuales es cuando llamamos virtuoso a uno por poseer este bien. La segunda es la virtud misma y la justicia, a las cuales llamamos bien. La tercera, los alimentos, el ejercicio conveniente

  1. A saber, la perteneciente a la primera preparación de los metales cuando salen de la mina, μεταλλευτιχή.
  2. O sea técnica, como en el pár. 49.
  3. Esto es, cada arte se puede considerar en tres grados o estados.