Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/283

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
250
LIBRO IV.


para las aves hembras,
si la prole no tienen a su vista[1].

Esto es tomado del Enomao de Sófocles[2]. A un alexinio[3] dialéctico que no podía recitar bien cierto discurso de Alexino, le dijo lo que Filóxeno ejecutó con unos tejeros. Éste, habiéndoles oído cantar mal algunos versos suyos, empezó a pisarles los ladrillos, diciendo: «Como vosotros corrompéis mis cosas, así yo las vuestras». Desagradábale mucho el que los hombres no abrazasen temprano el estudio de las disciplinas. En sus discursos usaba naturalmente la frase digo yo, y a esto no asentirá él, diciendo su nombre; lo cual imitaban[4] muchos de sus discípulos su retórica y aun toda su figura. Era fecundísimo en la invención y feliz en las ocurrencias para satisfacer a lo que le proponían, reduciendo a ello el período de las palabras y acomodándose a todo tiempo, siendo también sobre manera persuasivo. Por esta razón concurrían muchísimos a su escuela, por más que los lastimase con su acrimonia, y lo sufrían gustosamente; pues era a la vez muy bueno, y llenaba de esperanzas a sus discípulos. Era liberal en dar lo que tenía, pronto a hacer beneficios y amigo de ocultarse sin vanidad alguna.

  1. Éste es un equívoco de palabras que encierra la voz τόχος, la cual significa prole y lucro.
  2. Tragedia perdida de este poeta.
  3. Esto es, discípulo o secuaz de Alexino.
  4. έξηλουν.