Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/291

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
258
LIBRO IV.

me fui a Atenas y me dediqué a la filosofía.

De esta gente me precio, y de esta sangre.

Esto es lo que hay acerca de mí; por tanto, pueden ya dejarse de fraguar mi historia Perseo y Filomides; mírame descrito por mí mismo».

 2. Era Bión en ocasiones ciertamente versátil[1] y astuto sofista, y daba motivo de hablar contra la filosofía a los que querían ejecutarlo; pero en otras era apacible, y aun capaz de disfrutar el lujo. Dejó muchos Comentarios y apotegmas útiles en los negocios humanos: v.gr., como lo motejasen de que no había podido coger para sí a cierto joven, respondió: «No se puede atraer con anzuelo el queso blando». Preguntado una vez quién era el de menos sosiego, respondió: «El que más lo desea». También se le atribuye el que habiendo sido preguntado si conviene casarse, respondió: «Si casas con fea, tendrás un tormento; si con hermosa, será común a otros». Llamaba a la senectud «puerto de todos los males, porque a ella caminan todas las cosas». Decía que «la gloria es madre de los años; la hermosura un bien ajeno; las riquezas los nervios de las cosas». A uno que había vendido y comido sus posesiones, le dijo: «La tierra se tragó a Amfiarao; tú a la tierra». Llamaba «gran mal al no poder sufrir ningún mal». Reprendía a los que quemaban a los muertos como a insensibles, y los lloraban

  1. πολϋτροπσς.