Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/303

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
270
LIBRO V.

Xenócrates hecho jefe de la escuela en la Academia; y que habiendo vuelto y visto la escuela en poder de otro, tomó en el Liceo un sitio para pasear, y paseando allí hasta la hora de ungirse los atletas filosofaba con sus discípulos, y de este paseo fue llamado Peripatético[1]. Otros dicen que lo fue porque hacía algunos discursos a Alejandro al tiempo que paseaba convaleciendo de una enfermedad. Después que ya eran muchos sus discípulos, filosofaba sentado y solía decir:

Es cosa indecorosa,
si Xenócrates habla, que yo calle.

Ejercitaba unidamente a todos sus discípulos en cada proposición, y al mismo tiempo los instruía en la retórica.

 3. Pasó después a estar con el eunuco Hermias, que era tirano de los atarnenses, y, según algunos, su bardaje: bien que otros afirman tenía afinidad con él, habiéndole dado en mujer a su hija o sobrina, como dice Demetrio de Magnesia en el libro De los poetas y escritores colombroños, el cual añade que Hermias había sido esclavo de Eubulo, natural de Bitinia, y que había muerto a su amo. Aristipo, en el libro primero De las delicias antiguas, dice que Aristóteles amó a una concubina de Hermias, y habiéndola

  1. Porque el verbo περιπατέω significa pasear.