Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/305

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
272
LIBRO V.

varia) lo había acusado de impiedad a causa del himno compuesto por él al mismo Hermias, y haber puesto al pie de su estatua en Delfos el epigrama siguiente:

Quitó a éste la vida el rey inicuo
de los flecheros persas,
traspasando las leyes y los pactos
de los varones cándidos y fieles:
pero no le dio muerte cuerpo a cuerpo
con la cruenta lanza en la pelea,
sino con la falacia
y no guardada fe de hombre engañoso.

Murió allí mismo habiendo bebido el acónito, como dice Eumelo en el libro quinto de sus Historias, a los setenta años de edad; y añade que tenía treinta cuando entró en la escuela de Platón. Engáñase en esto, pues vivió sesenta y tres, y entró con Platón a los diecisiete. El himno es como se sigue:

¡Oh Virtud, laboriosa a los mortales!
¡Noble y excelso halago de la vida!
Por tu belleza, oh Virgen,
es en Grecia la muerte ya envidiada,
y continuos trabajos se toleran.
Tú grabas en la mente de los hombres
el no caduco fruto, preferible
al oro, a nuestros padres
y al blandísimo sueño.
Por ti el hijo de Júpiter, Alcides,
y los hijos de Leda,