Página:Diogenes Laercio Tomo I.djvu/94

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
61
DE DIÓGENES LAERCIO.

lo consigue el trabajo». Quiso abrir o cortar el istmo[1]. Corren de él estas epístolas:

Periandro a los Sabios.

 5. «Doy muchas gracias a Apolo Pitio de que mis cartas os hayan hallado a todos juntos, y espero os traigan ellas a Corinto. Yo, por lo menos, os estoy esperando; veréis con cuánta civilidad os recibo. Entiendo que como el año pasado fuisteis a Sardes de Lidia, no dilataréis ahora venir a mí, rey de Corinto; pues los corintios tendrán gusto de veros ir a casa de Periandro.»

Periandro a Procleo.

 6. «El fracaso de mi mujer aconteció contra mi voluntad; pero tú serás injusto con exacerbar voluntariamente el ánimo de mi hijo contra mí. Así, o calma la fiereza de mi hijo para conmigo, o me vengaré de ti; pues yo vengué la muerte de tu hija abrasando vivas mis concubinas, y quemando junto al sepulcro de aquélla los adornos de todas las matronas corintias.»

 Trasibulo escribió a Periandro en esta forma:


  1. El istmo de Corinto.