Página:Don Diego de Peñalosa y su descubrimiento del reino de Quivira.djvu/45

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
31
DON DIEGO DE PEÑALOSA

Drake; y que los rusos conducidos por la misma política que los ingleses, pretenden ser los descubridores de aquellas tierras, que aún no conocen, y que nuestros antepasados habían pisado y demarcado mucho antes que todos los demás.

 »Nuestra Gaceta de Madrid de 20 de Diciembre último, en el capítulo de Londres, dice que se asegura haberse descubierto ya por el NO. aquel famoso paso que nuestro Almirante Fonte fué á buscar y no encontró, el siglo pasado. Supongo que los ingleses darán pruebas de hecho, si quieren ser creídos. Yo, á la verdad, nada me alegraré del descubrimiento, pero entre tanto creo mejor que alguna razón política ó de interés, ha sugerido la publicación de esta patraña, para animar los accionistas de la decadente compañía de la Bahía de Hudson, que se formó, como sabe Vm., con el entusiasmo de hacer aquel descubrimiento.

 »Estas son las noticias que puedo dar á Vm. para que acompañen la relación de la consabida jornada. Dejo á Vm. la crítica ó la apología de ella, pues me parece que de una y otra habrá necesidad, y ahora por no cansarle más, me ofrezco á sus órdenes y quedo rogando á Dios le guarde muchos años como deseo. — Habana 1.° de Mayo de 1769.»


 Aunque en la copia se omitió la trascripción de la firma, tengo averiguado, que escribió la carta D. José Antonio de Armona, Corregidor que fué de Madrid, Inspector de correos marítimos en la isla de Cuba, curioso colector de papeles históricos y amigo íntimo de D. Bernardo de Iriarte, que tenía las mismas aficiones [1]. D. Martín Fernandez de Navarrete sacó dos copias de la Relación del descubrimiento de Quivira enviada por Iriarte; una para su colección todavía inédita [2]; otra para la del Depósito hidrográfico, consignando en ambas la procedencia y la circunstancia de haberlas confrontado por sí mismo el año 1791, con la escrupulosidad que acostumbraba [3]. De la primera tomó á su vez traslado el se-

  1. D. Bernardo de Iriarte, más adelante Consejero de Indias, y bibliotecario del Rey, formó importantes colecciones con el propósito de publicarlas. Fueron á parar á Londres al Museo Británico, y en el Catálogo de MSS. españoles que formó el Sr. D. Pascual de Gayangos, tomos I y II, se enumeran los principales documentos. La colección de Armona, se titula Navegaciones antiguas y modernas á la mar del Sur y otras partes del globo. Descubrimienlos y Diarios curiosos de viajes hechos á la mar del Sur y otras partes incógnitas, recogidas por D. Joseph Antonio de Armona, Caballero pensionista de la distinguida Orden de Carlos III. Año 1772. Está junta con la de Iriarte, y su índice comprendido en el tomoII del mencionado catálogo.
  2. Se halla en la Biblioteca central de Marina, tomo XXVII, núm. 20.
  3. Además dio noticia de la Relación en su Biblioteca marítima, tomo II, pág. 506.