Página:El Tratado de la Pintura.djvu/113

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
De Leonardo de Vinci — 63

§ CXXXV.

De las cosas que se representan en el agua, especialmente el aire.

Para que se representen en el agua las nubes y celages del aire es menester que reflejen á la vista desde la superficie del agua con ángulos iguales; esto es, que el ángulo de la incidencia sea igual al ángulo de la reflexión.


§ CXXXVI.

Diminución de los colores por objeto interpuesto.

Siempre que entre la vista y un color haya algún objeto interpuesto, disminuirá el color su viveza á proporción de lo mas ó menos grueso, ó compacto del objeto (8).


§ CXXXVII.

De los campos que convienen á las sombras y á las luces.

Para que el campo convenga igualmente á las sombras que á las luces, y á los términos iluminados ú oscuros de cualquier color, y al mismo tiempo hagan resaltar la masa del claro respecto á la del oscuro, es necesario que tenga variedad, esto es, que no remate un color oscuro sobre otro oscuro, sino claro; y al contrario, el color claro ó participante del blanco finalizará en color oscuro ó que participe del negro.


§ CXXXVIII.

Cómo se debe componer cuando el blanco cae sobre el blanco, y el oscuro sobre oscuro.

Cuando un color blanco va á terminar sobre otro color blanco, si son de una misma casta ó armonía ambos