Página:El Tratado de la Pintura.djvu/227

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
De Leonardo de Vinci — 139

mayor resplandor ó blancura, parecerá mas pequeña. Esto lo enseña la experiencia cuando se mira una planta sin hojas estando el sol detras de ella, que entonces todas las ramas, vistas al través del resplandor, se disminuyen tanto que se quedan invisibles. Lo mismo sucederá con una lanza puesta entre la vista y el sol.

Los cuerpos paralelos que están derechos, si se ven en tiempo de niebla, se han de hacer mas gruesos en la parte superior que en la inferior. Pruébase esto por la proposición 9.ª que dice: la niebla ó el aire grueso, penetrado de los rayos solares, parecerá tanto mas blanco, cuanto mas bajo esté.

Las cosas vistas de lejos son desproporcionadas, lo cual consiste en que la parte mas clara envia á la vista su imagen con un rayo mas vigoroso que la mas oscura. Yo he visto una muger vestida toda de negro, y la cabeza con una toca blanca, que de lejos parecia dos veces mayor que la anchura de los hombros, que estaban cubiertos de negro.


§ CCCIX.

De las Ciudades y otros objetos que se ven con interposición de aire grueso.

Los edificios de una Ciudad vistos de cerca en tiempo nebuloso, ó con aire muy grueso, ya sea por el humo de los fuegos que hay en los mismos edificios, ó por otros vapores, siempre se manifestarán tanto mas confusos, cuanto menor sea su altura; y al contrario con tanta mayor claridad, cuanto mas elevación tengan. Pruébase esto por la proposición 4.ª que dice: el aire cuanto mas bajo, es mas grueso, y cuanto mas alto, es mas sutil: lo cual lo demuestra la lámina, en la que el ojo N ve á la torre A F con interposición de aire grueso, el cual se divide en cuatro grados; que son cuanto mas bajos, mas densos.