Página:El Tratado de la Pintura.djvu/323

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
de Leon Bautista Alberti — 211

superficies estan igualmente lejanas entre sí, cuando la distancia que las separa es una misma por todas partes. Las superficies, cuyos lineamentos siguen la misma dirección que las paredes, son aquellas que por todas partes las toca una línea recta continuada, como las superficies de las pilastras que se ponen en progresión en una estancia. Todo esto se ha de añadir á lo que se ha dicho antes acerca de las superficies, y sobre todo lo explicado acerca de los rayos asi extremos como intermedios y céntrico; y acerca de la pirámide visual se tendrá presente aquella proposición de los Matemáticos que dice: si una recta corta un triángulo de modo que forma otro menor, y queda paralela á la base del primero, los lados del triángulo menor serán proporcionales á los del mayor. Asi explican los Matemáticos esta proposición; pero para que sea mas inteligible á los Pintores, haremos una explicación mas clara. Primeramente es preciso saber que cosa es la que aqui se llama proporcional. Llamamos triángulos proporcionales á aquellos, cuyos lados y ángulos tienen entre sí igual conveniencia: de modo que si el un lado de un triángulo es mayor que la base de dos partes y media ó tres, todos los demás triángulos, sean mayores ó menores, que tengan esta misma correspondencia entre sus lados y la base, serán proporcionales; pues el mismo respecto que tiene esta parte á la otra en el triángulo mayor, tendrá la otra á su correspondiente en el menor. Todos los triángulos, pues, hechos de este modo se llamarán entre nosotros proporcionales; y para que se entienda mejor pondremos un ejemplo. Un hombre de estatura pequeña será proporcional á otro muy alto por la medida del codo; con tal que se emplee la misma proporción de palmo y pie para medir todas las partes del cuerpo en Evandro que en Hércules, del cual dice