Página:El contrato social (1819).djvu/136

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
128
EL CONTRATO

qüestion tan indisoluble como indeterminada: ó si se quiere ella tiene tantas buenas soluciones quantas combinaciones posibles hay en las posituras absolutas y relativas de los Pueblos. Pero si se preguntara por que señales se puede conocer que un Pueblo esté bien ó mal gobernado; esto seria ya otra cosa, y la qüestion de hecho podria resolverse.

Sinembargo no se resuelve con tanta facilidad, por que cada uno quiere resolverla á su modo. Los vasallos exaltan la tranquilidad pública, y los Ciudadanos la libertad de los particulares: el uno prefiere la seguridad de las posesiones, el otro la de las personas; el uno quiere que el mejor Gobierno sea el mas severo, el otro sostiene que el mas dulce; este quiere que se castiguen los crímines, el otro que se les prevenga; el uno halla por bueno ser temido de los vecinos, el otro piensa que debe ser ignorado, este está contento con que circule el dinero, y aquel exige que el Pueblo tenga pan. Aun quando convinieramos sobre estos puntos y otros semejantes, tendriamos algo adelantado? Las quantidades morales estan faltas de medida precisa, y aunque estuvieramos de acuerdo con las señales, como lo podremos estar con su estimacion y valor?