Página:El contrato social (1819).djvu/216

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
208
EL CONTRATO

al suyo la victoria, y se la pagaba oon nuevos Altares. Los Romanos ántes de tomar una Plaza, intimiban á sus Dioses la rendicion, y quando dexaban á los Tarentinos sus Dioses irritados, es por que miraban estos Dioses como sumisos á los suyos y obligados á rendirles homenage.

Ellos dexaban á los vencidos sus Dioses no ménos que sus leyes. Una corona al Júpiter del Capitolio era por lo regular el único tributo que les imponian. Enfin los Romanos habiendo extendido con su Imperio su culto y sus Dioses, y adoptando por lo comun los de los vencidos, y concediendo á unos y á otros el derecho de Ciudadanos, los Pueblos de este vasto Imperio se halláron insensiblemente con una multitud de Dioses, y de cultos casi los mismos en todas partes, y ve aquí como el Paganismo no fué enfin en el mundo conocido mas que una sola y misma Religion.

En estas circunstancias fué quando vino Jesus á establecer sobre la tierra un Reyno Espiritual que separando el sistema Teológico del político, hizo que el Estado dexara de ser uno, causando las divisiones intestinas que no han jamas cesado de agitar los Pueblos Christianos. Así esta idea nueva de un Reyno del