Página:El tamaño del espacio.djvu/24

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
23
EL TAMAÑO DEL ESPACIO

camente al menos, por Euclides y por Pascal. Pero la certidumbre matemática y la experiencia nos obligan a contar con él, bajo la demostración imperiosa de que la distancia de dos puntos se expresa en él como una suma de cuatro cuadrados: tres positiviso y uno negativo. El espacio y el tiempo se resuelven en su continuidad, y la convicción sensible que los constituía resulta ser un absurdo. El espacio intuitivo no es, así, más que una imagen.

En el número de la Revue Scientifique, correspondiente al 2 de junio de este año (1920) el doctor León Bloch escribiendo sobre "el Espacio y el Tiempo en la Física Moderna" (donde algo tomé para componer el párrafo anterior) resume la cuestión espacial con estas palabras que recuerdan vivamente la cita anterior de Riemann: "...El espacio de Einstein, es una superficie de curvatura constantemente variable, sumergida en el mismo medio. Una pequeñísima parte de dicha superficie—el universo solar durante algunos millares de siglos—es prácticamente plana y asimilable a su plano tangente. Trátase de aquella en la cual vivimos y donde se ha formado la ciencia. Pero, si seguimos progresivamente las líneas rectas trazadas en la superficie, vémoslas encorvarse poco a poco, aunque conservando la propiedad de ser las líneas de menor distancia".

Hay, todavía, algo más importante; pues encaradas así las cosas, es decir generalizado en su mayor amplitud el concepto de materia, y aplicando, como