Página:Ensayo sobre el Hombre - Alexander Pope - 1823.djvu/3

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida



PROLOGO.


 El título solo de este opúsculo bastaria á indicar su importancia, si acaso el ensayo sobre el hombre no fuese tan conocido y recomendado por su antigua celebridad y por el nombre mismo de su autor.—¡Pope , escri­biendo del hombre!—Nunca un objeto mas grande exitó la fantasia de un cantor mas filósofo , ni mas sublime.

 Si Pope no fué el primero que empezó á desembarazar la metafisica de las pueriles sutilezas y de las ininteligibles abstracciones, que de siglos atras la afeaban y segre­gaban del trato humano, á lo ménos ántes de él nadie osó presentar esta ciencia con la honesta desnudez de la verdad, nadie ce­ñirla de las alegres flores de la poesía.

 La moral, que á manera de la fisica, aca­baba tambien de sacudirse de su materia sutil, y despejarse de sus cielos y de sus turbillo­nes, no le es ménos deudora de sus progre­sos; ya por la simplicidad con que desenvuelve sus principios fundamentales—ya por las ideas sublimes que dá de Dios como cria­dor del mundo , y del hombre como criatu­ra suya, la mas excelente de todas, á la cual están subordinadas las demas , y con quie­nes concurre al grande fin de la creacion—