Página:Ensayo sobre el hombre (1821).djvu/75

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
71

da, y á los consuelos que esta ofrece!

Si examinamos pues á fondo todas estas diversas ventajas, y se compensa bien lo uno con lo otro, ¿cuál viene á ser el resultado? ¡Cuántas veces por lograr una cosa se pierde otro tanto de otra, si no se pierde del todo! ¡Cuán poco compatibles son muchas de ellas unas con otras, y acaso las mas esenciales! ¡Cuántas veces se arriesga por ellas la vida, ó al menos siempre el descanso! Examinadlo detenidamente; y si aun excitan vuestra admiración, reparad á quién concede dichas ventajas la suerte. ¿Os querríais trocar por ellos? Si sois bastante mentecato para suspirar por una banda, observad qué bien les cae al lord Umbra y al caballero Billy. Si el oro ó ese barro amarillo es lo único que anheláis en esta vida, volved un poco la cara hácia Gripo y su muger. Si os prendáis de un gran talento, reflexionad lo que brilló Bacon, el mas hábil, mas ilustrado y mas despreciable de los hombres[1]. Si os encanta un nombre famo-


  1. Francisco Bacon fue uno de los sabios mas profundos, y de los genios mas vastos que se han conocido. Sus obras serán la admiracion de la posteridsd. Sin embargo este hombre grande fue acusado, siendo Canciller de