Página:Gesta - Alberto Ghiraldo.pdf/77

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
79
GESTA

solo ruído, como un éco indefinido, vago, algo así como una mezcla confusa de carcajadas y lamentos de carnaval.

—Tú, Daniel, dame tu brazo y saltemos este vals. Y Daniel corrió con Andrea á perderse, dando vueltas, entre la baraunda que danzaba.

En ese momento penetraron cinco parejas en la glorieta de glicinas.

Un payaso con unos cuernos agujereados, de donde pendían dos enormes cascabeles que producían un ruido infernal cuando el cornudo agitaba su colosal cabeza. Un napolitano vendedor de papas; que pregonaba con empeño recomendable la bondad de su mercancía. Un conde á quien un plebeyo atrevido habíale arrancado los faldones del flamante frac, haciendo víctima, al mismo tiempo, á su sombrero de copa del más salvaje de los atentados. Un hijo verdadero de Italia, jigante de veinte años, obeso y sonriente, que parecía gozar como un bendito de todo cuanto veía: y allá, detrás, como rezagado, balanceando el cuerpo que ajustaba un saco que hacía resaltar las formas, el chambergo,