Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/194

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
—114—

ciudad de los palacios de mármol y doradas iglesias, y en la que la caridad, al nivel de la riqueza, tendia su bienhechora mano á la miseria, que habitaba en sus oscuras callejas. Parecia estar bendita; porque mientras uno de sus hijos, sacado de las filas del pueblo, meditaba la obra mas colosal del jénero humano, otro, escojido entre los patricios se asentaba en el sólio de la nfalibilidad apostólica.

 Juan Bautista Cibo, promovido á la tiara con el nombre de Inocencio VIII, era un verdadero príncipe de la paz, un mediador en las querellas de los reyes, y el mas resuelto por la guerra contra infieles. Tampoco ninguno se tomaba un interes mas grande en las victorias de Isabel, ni en las esperanzas de su compatriota Cristóbal Colon.

 No habian concluido aun los regocijos por la conquista, cuando la reyna dió audiencia á Colon. La presencia del hombre hácia el que la impelia una secreta identidad de fé y de injenio, la tranquilizó de las objeciones de la Junta de Salamanca. No hubo en aquella entrevista ninguna discusion acerca del proyecto; porque no tenia dudas sobre el modo de llevarlo á cabo; porque se adheria á él instintivamente; porque reconocia en Cristóbal una facultad de concepcion superior á la de los demas; porque le daba una personalidad escepcional, pues su solo continente revelaba la grandeza de su alma, y porque creia en él. El proyecto estaba aprobado ya, sin exámen ni restricciones, tal como lo habia concebido su autor y no quedaba mas que fijar los privilejios, que en caso de buen éxito se le concederian. Una comision, presidida por el prudente Fr. Hernando de Talavera, recibió el encargo de arreglar este punto, y Colon tuvo que conferenciar con ella, y hacerle conocer sus pretensiones categóricamente. Entónces fué cuando aquel hombre, de pensamientos mas grandes que el universo, dejó entreveer lo inmenso de su esperanza con lo enorme del premio que pedia: pre-