Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/367

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
—287—

ma espedicion, sin consultarlo previamente con él, y fué tal su favor, que muchas veces se vio á don Fernando pasearse á caballo, llevando á su derecha á su hijo primo- jénito, y á su izquierda al virey, honra sin ejemplo. Era que entonces S. A. se enorgullecía de aquel, cuya pre- sencia electrizaba al pueblo, llenando de celos a los mas poderosos de los grandes. Después de los monarcas el primer español que dis- tinguió á Colon fué un príncipe de la Iglesia, el gran car- denal de España, don Pedro González de Mendoza. En obsequio suyo dio un magnífico banquete, en el cual le señalo el sitio de preferencia, haciéndolo sen- tar bajo un dosel, y sirviéndole en platos cubiertos las viandas, que se probaban antes en su presencia, con arre- glo á la etiqueta de palacio, y como correspondía á su dignidad de virey. Este convite inauguró la serie de aga- sajos que le tributaron los primeros personajes de la cor- te, y sirvió de norma para la etiqueta, que desde enton- ces se observó con él. Al recuerdo del festín del cardenal se ha querido ligar la anécdota del huevo; conseja insípida á que tal vez debe la memoria de Colon la mayor parte de su popula- ridad en Europa. Cuentan que, habiéndole preguntado uno de los asistentes, si creía que á faltar él nadie hubiera podido descubrir las Indias, Colon por toda respuesta pidió un huevo, y propuso á los que allí estaban el ponerlo de- recho sobre la mesa. Como lo intentaran en vano todos, añaden, que él lo tomó, y dando con uno de sus estre- mos un golpe sobre la mesa, lo acható por aquel lado, con lo que pudo sostener el equilibrio, y quedar de pié. Tal és en sustancia el hecho referido. Washington Ir- ving no teme darle crédito, y para sobrepujarlo, Lamar- tine hace representar esta farsa en la misma mesa del rey.¹

1. De Lamartine. Le Civilisateur, num. de Octubre de 1852. p. 355