Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/424

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida




CAPITULO IV.


I.


A fin de seguir con mas facilidad los primeros pasos de los castellanos, y las operaciones del almirante en la Española, indicaremos en pocas palabras su posicion política y territorial.

Cinco reyes, ó grandes caciques, teniendo cada uno bajo sus ordenes á cierto número de señores, ó caciques subalternos, gobernaban la isla de Haiti, bautizada por el almirante con el nombre de Española. Estos cinco magnates se llamaban Guarionex, Caonabo, Behechio, Guacanagari y Gualfacoa.

Guarionex, de la familia mas ilustre, tenia toda la parte NE. de la isla, que comprendía la magnífica llanura llamada Vega Real, y fué en su territorio donde, sin pedirle permiso, se construyó la Isabel.

Guacanagari reinaba al NE. desde Artibonite hasta mas allá de Monte-Cristo.

Gualfacoa ocupaba la parte oriental mas espuesta á los ataques de los caribes, y sus vasallos, mejor armados que el resto de los indíjenas, sabían pelear con denuedo.

Behechio poseía la mayor porción de la isla, la que del Artibonite se estiende al O. hasta el cabo Tiburon, y encierra en sus límites el lago salobre de Jaragua, por tanto tiempo asunto de misteriosas relaciones.

Caonabo, el señor de la casa de oro, dominaba en la parte montañosa, desde las alturas de Cibao hasta el