Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/526

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


— -146— parecían muertos que vivos, cayeron los dichos paises en tanto descrédito que no se encontraba ninguno que qui- siera ir á ellos. Porque, en verdad, añade el testigo, á la sazón paje del rey Fernando, he visto á muchos de los que entonces volvian y eran tales sus trazas que en mas de una ocasión pensé que si el rey me hubiera dado las Indias á trueque de quedar lo mismo bien me hubiera guardado de partirme para ellas/^ En este aprieto, gracias á las voces propaladas por los enemigos del almirante fué menester, para salir del paso, buscar en presidios y galeras quien se alistara para la Es- pañola. En efecto, publicaron SS. AA. un indulto com- prensivo á todos aquellos de sus vasallos penados por algún crimen ó falta, con la condición de servir en las Indias durante cierto tiempo. Juzgúese de la fuerza de las prevenciones al saber que los sentenciados á muerte, permaneciendo allí dos años, y los condenados por deli- tos menores de los que jeneralmente se purgan con la vida, en uno quedaban libres y cumplidos. Así es que, salvo el caso de herejía, de lesa majestad, de incendio y fabricación de moneda falsa, todo linaje de hombres de- pravados, toda la escoria de la sociedad española podía, yendo á su costa á la colonia, tornar á su patria, trascur- rido este tiempo, plenamente rehabilitado.^ Una real or- den, circulada á todos los justicias, mandaba que, se tra- jeran los sentenciados á galeras y cadenas á la disposi- ción del asistente de Sevilla, que estaba encargado de ponerlos en poder del almirante cuando estuviese todo dispuesto para su embarque.^ Al mismo tiempo mandíS Isabel fletar bajeles á precios moderados, y faculto al vi- rey para repartir entre los colonos tierras á proposito para formar en ellas establecimientos, bajo ciertas condi- . Oviedo y Valdes. Hstoria natural y j ene mi de las Lidias occi- dentales, lib. Iir. cap. IV. — Tradaccion de Juan Poiileur. . Indulto diodos los subditos. — Rejistrado en el sollo de corte en Simancas. — Colección diplomática, n. CXX. . Publicada en el libro de pragmáticas, recopilada por Ramirez en 1503, fol. 170.