Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/297

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 302 —

Enero de 1800, prestó importantes servicios en el país principalmente en los tiempos de epidemias, junto con el Dr. José Antonio Sierra, que fueron los mejores alumnos de la escuela médica en el último período de la Universidad de San Felipe.

Basilio Bolaños, cirujano de la expedición Balmis, estableció el servicio de vacuna en los alrededores de Santiago, en Colina y Renca; llegó á Chile acompañando á Grajales.

José Raymundi, se radicó en Valparaíso, en 1803. Este facultativo fué buscado, en 1809, para que se trasladara á la isla de Juan Fernández, á relevar al cirujano Marcelino Urrutia. [1] La elección de profesionales para Chiloé y Juan Fernández ofrecía muchas dificultades en aquella época, porque se esceptuaban á los casados, á los distinguidos en sus estudios y á los empleados, por cuyo motivo era difícil hallar cirujanos para estos puestos, teniéndose que recurrir al Perú para encontrarlos. Raymundi aceptó el cargo, pero poco después desapareció del país sospechándose que se habría embarcado para Guayaquil.[2]

Manuel Palomero y Ramón Ovejero, ejercieron la profesión, en este período, en el puerto y partido de Valparaíso.

Melchor Abreu, llegó á este mismo puerto en 1809.

En este año, con fecha 22 de Noviembre, solicitó ejercer la medicina el francés Carlos Dray, á cuya petición proveyó, el presidente Carrasco, que se trasladase á España para conseguir la licencia necesaria.[3]

Por estos mismos años, encontramos, en los archivos correspondientes, los nombres de los cirujanos Guillermo Grahan y Juan Chamore, ingleses que ya hemos consignado en un período anterior, el primero en Valparaíso, y el segundo en Concepción donde prestó importantísimos servicios en pro de la vacuna; Vicente González, médico de la ciudad de la Serena y después de Copiapó; José Delgado, en la capital; José Maria Olea,

  1. Marcelino Urrutia, era negro de pasa, peruano. Fué suspendido del puesto de cirujano de Juan Fernandez á causa de un proceso que le entabló, en 1811, el expatriado Damián Seguí por imputación de robo de dos onzas de oro.—Arch. del M. del I.—Vol. 871.
  2. Reemplazó á Urrutia, en vez de Raymundi, el Maestro José Romualdo Morales, practicante de la Doctrina de Ñuños, (según reza un recibo de $ 30.00 anotado en el Libro de Valanza y Tajamares, de 1812) y que en otros documentos lo hemos conocido con el nombre de Juan José Morales, prestando útiles servicios en la vacuna.
  3. Carlos Dray, natural de Manosca, relata, en su petición al gobierno, el porqué había abandonado la Francia gobernado por un corso que se quería coronar, y detalla las mil peripecias que sufrió en diversos paises sudamericanos. Acompaña á su solicitud algunos documentos y en vista de ellos pedía se le permitiese el ejercicio médico.—Arch. del M. del I.—. Vol. XL.