Página:Irremediablemente... (1919).pdf/129

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

AYME!


Y sabías amar, y eras prudente,
Y era la primavera y eras bueno,
Y estaba el cielo azul, resplandeciente.

Y besabas mis manos con dulzura,
Y mirabas mis ojos con tus ojos,
Que mordían a veces de amargura

Y yo pasaba como el mismo hielo...
Yo pasaba sin ver en donde estaba
Ni el cruel infierno ni el amable cielo.

—121