Página:Irremediablemente... (1919).pdf/34

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

Tanta dulzura, que cayendo al alma
Mueve esperanzas, le procura calma
Y todo anhelo de virtud corona.


Tanta dulzura, para bien sentida,
Que digo al mal que me consume: olvida
Y al fuerte daño que me dan: perdona.

26—