Página:Irremediablemente... (1919).pdf/64

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

Cuando lo miro pierdo todo afán, todo empeño,
Cuando lo miro siento la beatitud del sueño
Y caigo entre sus manos pequeña como el ave.


Con sus palabras hablo, su ventura es la mía,
Me infundo en sus deseos, me pierdo en su energía,
Porque todo lo puede, porque todo lo sabe.

56—