Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 1.djvu/41

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


l'El{E(‘-RIN.-\(“lONl£S

y aceptara la hospitalidad en su casa, donde seria recibida por su hermana, que, afiadié con galante cortesia, estaria muy content-a de tener en su destierro tan amable compafiera.

Y asiendo de mi maleta, sin querer, por un refinamiento de delioadeza dar este encargo [L su ayudante que lo reclamaba, diome el brazo y me llevé tierra.

Nunca hubiera aceptado tal servicio de un desconocido-, pero las palabras, las miradas, y todo en aquel hombre, revelaba honor y generosidad. Asi no vacilé; y me acogi bajo su amparo sin recelo alguno. Su hermana, bella nina, tan amable como él, salié a mi encuentro con tan oarifioso apresuramiento, cual si mediara entre nosotras una larga amistad. Me abrazo con ternura, y vi en sus bellos ojos dos lagrimas que ella procuré ooultar, sin duda por no alarmarmeg y Ilevzindome consigo, arreglo un cuarto ail lado del suyo, y coloco mi cama junto :1 la pared medianera para despertarn1e—di_jo ——llamando en ella al amanecer.

g. Créo que aun no he nombrado a1 hombre generoso que me did tan amable hospitalidad?

—No, en verdad—1a di_je—pero yo sé que fué el general Quevedo.

—Ah !—continu6 Laura, con acento c0nmoVido——— no solamente yo tuve que bendecir la bondad de