Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 1.djvu/50

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


.30 PANORA.\IA$‘-. DE LA VIDA

Encargué :1 la amable hermana del prefecto la mision de buscar al duefio dc 1aC8»I't€I“r1, C0I1fi&T1d0 a su discresion el secreto del estrafio drama que encerraba.

El al»ba del siguiente dia me encontré de Viaje ‘y lista para la marcha. E1 arriero vino a buscarme con mi caballo ensillado, y quiso cargar conmigo-, pero mis huéspedes 10 despidieron, asegurandole que ellos me llevarian a darle alcance.

En efecto, despues de un Verdadero almuerzo de despedida, esto es: mezclado de sendas copas de cerveza, a1 que asistié el general V., este, el prefecto y su hermana montaron :3. caballo para acompafiarme.

Cuan doloroso es todo lo que Viene del corazon. Bien dijo el poeta que lo llama tambor enlutado que toea redobles ftinebres desde la cuna hast-a la tumba. Mi amistad con la bella hermana del prefecto tenia apenas cinco dias de existencia, y ya el dolor de dejarle me hacia derramar lzigrinlas que caian en la copa que bebia, y hacian decir a1 general V., cuyo fuerte no es la sensibilidad, que estaba borraeha.

A1 salir del pueblo Vimos Venir un ginete corriendo é. toda brida, que pasé a nuestro lado

como una exhalacion, y se perdié en sus revueltas callejuelas.