Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 1.djvu/59

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


PEREGRINACIONES 9

el calor, asfixiadas por el humo, mi madre y yo nos teniamos estrechamente enlazadas. Y e1 fuego acrecia-, y los inflamados artesones de la boveda comenzaron -.1 caer, formando piras gigantezcas de donde se exhalaba un olor sofocante.

F J!

En ese momento extreme, viendo :1 mi madre proxima a perecer entre las torturas de una muerte horrible, mi alma, elevandose 5. Dios en una aspiracion de fe infinita, dejo al pié de su trono una proniesa que él acogio en su miserieordia .

—E1resto1o dijo una mirada de amor inmenso que los bellos ojos de la monja enviaron -.1 lo lejos al traves del aspacio.

He’ ahi continuo——e1 Voto que me ha arrebatado 21 todas las afecciones del mundo-, he ahi por qué en la aurora de la vida,1a edad de los dorados ensuefios he arrancado a mi frente su blanca guirnalda de rosas para cubrirla con el sudario de la muerte . . . .

Sor Carmela se interrumpio, y oculto e1 rostro bajo los pliegues de su velo, quiza para llorar . . talvez para blasfemarl

Todo me 10 habia dicho, ménos la historia de

su amor-, de su amor, del que tenia yo ahora una entera conviceion.

Picome aquella reserva extemporanea en una hora de espansion. ~ —Ah!—dije, cediendo mas que :1 un movimiento