Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 1.djvu/61

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


PEREGRINACIONES

mi corazon . . . . en este corazon que acababa do consagrarte para siempre, Dios mio !

Ah! sus magnificos ojos negros—tLi sabes que he

continuo sor Carmela, elevando al cielo

combatido. Sefior! tii sabes que he ciombatido no solo mi amor sino el suyo: tii sabes que he veneido; pero, tii que me diste la fuerza gpor qué no me das la paz ? Ia paz, el iinico bien que se pide para los que hemos muerto para la Vida I

Carmela paso la noche sentada, inmovil y la frente apoyada en las manos.

Pero al amanecer, sintiendo los pasos de su madre que venia {L busearla.) alzose presurosag rechazo el dolor al fondo del corazon, did 21. su semblante un aire festive, y salio :1 recibirla con los brazos abiertos y la sonrisa e11 los labios.

Aquella alma heroica queria sufrir sola !

Dos dias despues de nuestra partida de Cobija, al acabar una ealorosa jornada, comenzamos =1 ver elevarse en el horizonte las verdes arboledas de Cal-ama, fresco y refrigerante oasis en aquel at-ido desierto.

Llegamos al pueblo muy contentos de respirar los frescos aromas de la vegetacion, que tanto necesitaban nuestros pulmon es sofocados por la ardienfe atmésfera de los arenales.

Perohe ahi que en el momento que desmontabamos