Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/355

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


—Y yó los zapatitos de raso blanco, que codicié en las vidrieras del Gallo.

—Estas niñias son capaces de empobrecer á Goyeneche!

—¡Te espanta esa bagate1a!—observé la matrona. —¿Qué piden las pobrecitas? trapos que llevan hasta las hijas de los sacristanes.

—Papá, creo que vienes regañando por lo que vas á comprar. Calla y recuerda que hoy es dia de san Gaston.

—Y ademas, nos has dado tu palabra: palabra de rey. . . ó de coronel, que es lo mismo.

—Ah! si e1 cajero fiscal oyera estos propósitos, habia de tapiar la puerta de la Tesorería.

—Elvira, mira á Zenen, que va á entrar donde Gravard.

—¿Quién piensa en ese tonto? repara en estas lindísimas castañas!

Las graciosas casquivanas entraron al deseado almacen, y yo he venido á dar á usted esta pequeña muestra de la ingratitud mujeril.

—Gracias a Dios, hace tiempo, que yo digo como madama Geofroid—quand j'étais femme.