Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/365

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


ESCENAS DE |.lMA

Memento

Mucho es para la humanidad, eternamente afanosa en pos del placer, a fin de ocultar su hereditaria dolencia, mucho es consagrar al dolor una de las trescientas sesenta y cinco jornadas que el afio encierra. Por ello, necesario es tenerlo en cuenta.

Desde la vispera del dia dedicado por la Iglesia a la conmemoracion de los muertos, largas caravanas de peregrinos, saliendo por la portada de Maravillas, dirigense -.1 esa blanca metrépoli que yace bajo la fronda inmovil de los cipreses. Llegan; la cercan, y esperan con palpitante impaciencia. Apenas la grande verja se abre, penetran en el ftinebre recinto, yloinvaden en toda su extension, llevando los ardientes rumores dela Vida a1 helado silencio de la muerte.

Oyese por todas partes algo como el ruido de puertas que se abren. Diriase elmatinaldespertar de una ciudad. g,Qué es eso?

Son los vivos que abren las puertas de los sepulcros; unos para regarlos con lagrimasg otros para oambiar con frescas flores la triste yerba. del olvido.

Alli van los bomberos, apuestos mancebos, llevando con gracia su brillante uniforme, y anudado