Página:La Eneida de Virgilio.djvu/333

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hubo un problema cuando se corregía esta página
(85)
La Eneida.


LIBRO IX.


 Mientras Eneas entra en la Toscana;
por órden de Saturnia el Cielo deja
Iris, que envia al atrevido Turno
Del elevado Olimpo, cuando él fuera,
En el bosque sagrado que á Pilumno
Uno de sus abuelos, era ofrenda,
En donde descansaba; mas de Táumas
La maléfica hija se le acerca,
Y con rosados labios le decia:
— «Aqui está la ocasion cual la deseas,
«O Turno, que te dan los mismos Dioses.
«Dejando la Ciudad se parte Eneas,
«Y con sus compañeros navegando,
«Se dirige á adquirir las nuevas fuerzas
«En el cetro de Evandro Palatino,
«Y aun adelanta mas en sus ideas,