Página:La Eneida de Virgilio.djvu/474

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hubo un problema cuando se corregía esta página
(226)
La Eneida.


LIBRO XII.


Turno al ver los Latinos consternados,
Deshecho su valor y atrevimiento,
Y á cumplir se le estrecha sus promesas,
Y que fijos en él tienen, y atentos,
Todos los ojos; la ansia de venganza
Que le inflama y anima, un valor nuevo
Le presta. Tal se viera en la llanura
Del África abrasada un leon fiero,
Al que los cazadores han herido
Profundamente, mas que ya dispuesto
Al combate, con gozo sacudiera
Su espesa cabellera, y rompe al medio
El dardo que le aqueja, y ruge y abre
Sus fáuces que la sangre están vertiendo.
Tal en su ardor el Rútulo se muestra;
En el furor en que se abrasa el pecho,