Página:La Espada del mago.djvu/14

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
( 6 )

encuentro con el Soldan de Alepo, á cuyo poder habia pasado la bella Margarita.

Restituidos ambos á la libertad por una casualidad feliz que la leyenda atribuye á prodigio, renació en el ejército frances la casi perdida esperanza; y confiado Luis VII en la visible proteccion del Altísimo determinó asaltar una ciudad en que se guareciera el Soldan de Alepo, vengando con sangre de los infieles las ofensas hechas al honor y á las armas de los Caballeros franceses en la persona de la Princesa, de quien era pariente, y á la cual quiso contar el Soldan en el número de sus mugeres.

Esta vez fué propicia la suerte á los Cruzados. Quedó derrotado el Soldan, y se vió enarbolado el estandarte de la Cruz en los muros en que brillaban las medias lunas.